MATERIAL DE ESTUDIO Y/O REFERENCIA PARA LA CERTIFICACION DE MANEJO SEGURO DE ALIMENTOS

Wednesday, January 25, 2012

Seguridad Alimentaria para Futuras Mamás ¡Me parece haber visto un lindo gatito! -Toxoplasma


Es un parásito nocivo. Causa una enfermedad llamada toxoplasmosis, que puede ser difícil de detectar. Se puede encontrar en carne cruda de res y que no está bien cocida, frutas y verduras sin lavar, tierra, cajas de arena higiénica del gato sucias y lugares a la intemperie donde se puedan encontrar heces de gato. Cómo prevenir la enfermedad
  • Siga los 4 pasos sencillos mencionados aquí.
  • Si es posible, haga que otra persona cambie la caja de arena higiénica del gato. Si la tiene que limpiar usted, lávese las manos con jabón y agua tibia después de hacerlo.
  • Use guantes cuando realice trabajos de jardinería o cuando manipule la arena de una caja de arena.
  • No se haga de un gato nuevo cuando esté embarazada.
  • Cocine bien la carne de res

Seguridad Alimentaria para Futuras Mamás ¡Se me antoja un pincho de tiburón! -Metilmercurio

Es un metal que se puede encontrar en ciertos pescados. A altos niveles, puede ser nocivo para el sistema nervioso en desarrollo de un bebé por nacer. Se puede encontrar en pescados grandes que viven durante más tiempo, como por ejemplo, tiburón, lofolátilo, caballa gigante y pez espada.


Para prevenirlo la FDA recomienda:

  • No coma tiburón, lofolátilo, caballa gigante ni pez espada. Estos pescados pueden contener altos niveles de metilmercurio.
  • Comer otros pescados y mariscos cocidos no traerá problemas si se selecciona otra variedad de especies durante el embarazo o mientras una mujer está intentando quedar embarazada. Ingiera un máximo de 12 onzas (2 comidas regulares) por semana de pescados o mariscos con bajo contenido de mercurio. Cinco de los pescados que se consumen con mayor frecuencia y que tienen un nivel bajo de mercurio son el camarón, el atún claro enlatado, el salmón, el abadejo y el siluro/bagre (Catfish). Otro pescado que se consume con frecuencia, el atún albacora o "blanco", contiene más mercurio que el atún claro enlatado. Por eso, cuando elija sus dos comidas con pescados y mariscos, puede ingerir un máximo de 6 onzas (una comida regular) de atún albacora por semana. Una porción normal de pescado pesa entre 3 y 6 onzas. Por supuesto, si las porciones son más pequeñas, puede comer pescado con mayor frecuencia.

Seguridad Alimentaria para Futuras Mamás ¡Se me antoja un emparedado de jamón y queso! Listeria Monocytogenes


La Listeria es una bacteria nociva que puede crecer a temperaturas de refrigeración donde la mayoría de las demás bacterias transmitidas por los alimentos. Se puede encontrar en alimentos listos para consumir refrigerados, leche sin pasteurizar y productos lácteos.



Para prevenirla la FDA recomienda:
  • Siga los 4 Pasos Simples descritos aquí
  • No coma salchichas ni fiambres, a menos que estén recalentados y bien calientes.
  • No coma queso blando, como Feta, Brie, Camembert, “quesos con venas azules”, “queso blanco”, “queso fresco” y Panela, a menos que la etiqueta indique que están procesados con leche pasteurizada. Revise la etiqueta.
  • No coma patés ni pastas de carne para untar refrigerados.
  • No coma pescado ni mariscos ahumados refrigerados, a menos que estén cocidos, como por ejemplo, en un guiso. (El pescado ahumado refrigerado, como por ejemplo, el salmón, la trucha, el pescado blanco, el bacalao, el atún o la caballa, generalmente tienen la etiqueta “nova-style” –estilo Nueva Escocia–, “lox”, “kippered”, “smoked” –ahumado– o “jerky” –salado–. Estos pescados se encuentran en la sección de alimentos refrigerados o se venden en las fiambrerías de almacenes y tiendas de delicatessen).
  • No beba leche cruda (sin pasteurizar) ni coma alimentos con leche sin pasteurizar.

Sunday, January 22, 2012

¿Qué son Enfermedades Transmitidas por Alimentos?



Las enfermedades transmitidas por los alimentos se presentan con síntomas semejantes a los de la influenza, tales como náusea, vómito, diarrea o fiebre. Por esta razón, es posible que muchas personas no reconozcan que la enfermedad es ocasionada por bacterias u otros agentes patógenos presentes en la comida.

Miles de tipos de bacterias están presentes de forma natural en el medio ambiente. No todas las bacterias ocasionan enfermedades a los seres humanos. Por ejemplo, algunas bacterias se emplean de manera benéfica para la producción de queso y yogurt.


Las bacterias que causan enfermedades se llaman patógenas. Cuando ciertos agentes patógenos se introducen en los alimentos, pueden ocasionar enfermedades transmitidas por los alimentos. Cada año ocurren millones de casos de estas enfermedades. La mayoría de dichos casos pueden prevenirse. La cocción o el proceso apropiado de los alimentos destruye las bacterias.

La edad y la condición física ponen a algunas personas en mayor riesgo que otras, sin importar qué tipo de bacteria se trate. Los infantes y niños pequeños, las mujeres embarazadas y sus bebes por nacer, las personas de edad avanzada y la gente con el sistema inmunológico débil (debido a tratamientos contra el cáncer, que sufren del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, diabetes, enfermedades de los riñones o que han tenido transplantes de órgano) corren mayores riesgos con cualquier patógeno. Algunas personas se pueden enfermar tras la ingestión de una pequeña cantidad de bacterias dañinas, mientras que otras, pueden permanecer libres de síntomas después de haber consumido miles de éstas.

Saturday, January 21, 2012

Lavamanos y Lavado de Manos

El Código Alimentario exige la instalación de lavamanos en todo establecimiento donde se manipula alimentos. El lavamanos es requerido en baños, áreas de lavado de utensilios, preparación y servicio de alimentos. Los lavamanos no deben estar ubicados a más de 25 pies de distancia de estas áreas.

En adición se requiere que los lavamanos tengan:
Agua fría
Agua caliente (al menos a 100 grados F)
Método apropiado para secarse las manos (papel desechable o secadora de aire)
Receptáculo de basura
Letrero ("Todos los empleados deben lavarse las manos antes de regresar al área de trabajo")


Técnica Correcta de Lavado de Manos Según el Código Alimentario

  1. Mojar las manos con agua caliente (100 grados F)
  2. Aplicar jabón
  3. Frotar las manos y lavar entre los dedos por 20 segundos (según el curso de ServSafe el procedimiento debe tomar de 15 a 20 segundos), lavar hasta el punto justo debajo del codo
  4. Enjuagar todo residuo de jabón
  5. Secar con papel desechable o secadora de aire

Otras recomendaciones adicionales:
  • Si está en un baño público cierre la llave con el papel desechable y abra la puerta con el papel desechable
  • Utilice gel antiséptico (sanitizer)
¡OJO!

Los lavamanos no son para lavar utensilios (para eso está el fregadero), ni para enjuagar el mapo (utilice una pileta), ni poner a descongerlar alimentos.